Centro de Documentación de Canarias y América
12/07/2013

Tidbits: "Programa de las Fiestas de Julio de 1965 del Puerto de la Cruz"

Durante el mes de julio se celebran en el Puerto de la Cruz las fiestas en honor a la Virgen del Carmen y San Telmo y al Gran Poder de Dios, imágenes por las que el pueblo portuense siente una profunda devoción. Por este motivo, el Centro de Documentación de Canarias y América (CEDOCAM) les dedica el Tidbit de esta semana que consiste en un Programa de Fiestas del Puerto de la Cruz de 1965, editado por el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad del Puerto de la Cruz. 

Reproducimos un emotivo fragmento del prólogo de este programa firmado por Almadi que lleva por título “Puerto de la Cruz: cultura, nervio”:

“¿Has tenido, alguna vez, un pájaro vivo apretado en la mano?… La pregunta –que es de García Lorca– nada tiene que ver con el Puerto de la Cruz. Pero aquí, en estas líneas, le quitamos la intención con que la pronuncia la heroína de “Yerma” y la adoptamos –porque ya no es de Federico, sino del patrimonio universal– para explicarnos el temblor, los estímulos que el tema de la ciudad turística nos produce. Por toda la isla, el escritor tendrá, a saltos, mil motivos de delectación y otras tantas sugerencias para su creación. Será una roca, una cala, un médano, un árbol, un bosque, una llanura, un barranco, y la emoción le llegará inesperadamente, como algo que viniera a clavársele en el pensamiento, hiriéndoselo. Motivos tendrá, el que así busque, para llenarse la alforja de cosas sugestivas. Pero el Puerto de la Cruz (que “no es puerto, chico, no es puerto”) es, en la isla, lo distinto, lo que quisiéramos coger entre las manos, lo que tenemos en ellas alentando, alentándonos, diciendo lo que no se nos ocurría, lo que empezábamos a desear. Sí: es un pájaro vivo aprisionado entre el índice que el Teide eleva a los cielos para señalar la España Atlántica, y el pulgar mocho, azul, extendido, interminable, que es el mar, después de que la isla lo aplastó para convertirlo en llanura para barcos y emigrantes.” (…).

Volver