Museo de la Ciencia y el Cosmos
25/04/2003

"Percepción visual, ilusiones y alucinaciones", por el Dr. Carlos Álvarez (ULL)

Carlos Javier Álvarez González es Doctor en Sicología por la Universidad de La Laguna, y Profesor Titular de Universidad del Departamento de Sicología Cognitiva, Social y Organizacional de la Universidad de La Laguna. Actualmente es Vicedecano de la Facultad de Sicología. Sus investigaciones han estado centradas en la percepción y producción del lenguaje, así como en los mecanismos computacionales implicados en tales procesos. En esta línea, es autor de diversas publicaciones internacionales, nacionales y capítulos de libro sobre estos temas. Colabora con investigadores australianos y europeos, y ha sido profesor e investigador invitado en centros como New South Wales University (Sydney, Australia), James Cook University (Cairns, Australia) y en el Instituto Max Planck de Psicolingüística (Nijmegen, Holanda). Además, está interesado por la divulgación de la Ciencia, el fomento del pensamiento crítico y la visión racional y crítica de las denominadas pseudociencias. En esta línea ha publicado artículos en revistas de divulgación como "Muy Interesante" o "Quo", en prensa diaria como en el suplemento de "Ciencia y Cultura" del periódico "La Opinión", así como distintas apariciones en programas de radio y televisión.

La percepción es un proceso psicofisiológico que puede definirse como la actividad cognitiva del organismo provocada por la presencia física del objeto y que se efectúa a través de los sentidos. Desde este punto de vista, podríamos decir que es el punto de encuentro
entre lo físico, entre el mundo externo, y lo mental. Además, son
varias las ciencias que contribuyen a desentrañar este proceso tan
cotidiano y a la vez tan complejo, tales como la física, la psicología y las neurociencias. En esta charla se pretende hacer un repaso por algunos de los descubrimientos más importantes en la investigación sobre la percepción visual humana para llegar posteriormente a un efecto colateral que deriva de la eficiencia adaptativa y rapidez con las que funciona nuestro sistema perceptivo: las ilusiones ópticas. Veremos también cómo las alucinaciones son mucho más comunes de lo que solemos pensar, pueden ocurrir en una variedad relativamente grande de situaciones no necesariamente psicopatológicas y son la explicación a muchas experiencias que
podríamos calificar como anómalas.

Volver