Museo de la Ciencia y el Cosmos
06/04/2017

La escritora Ángela Vallvey descubre en el museo “una ventana abierta al universo”

El Museo de la Ciencia y el Cosmos del Cabildo ha recibido hoy viernes [día 24], la visita de la escritora y periodista Ángel Vallvey, que se encuentra en las islas en el marco del proyecto ‘En un lugar del Universo…’, que fusiona literatura y astronomía con motivo del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. La misma recorrió los módulos del centro museístico en compañía de la consejera de Museos, Amaya Conde; y el director del recinto, Antonio Mampaso.

Ángela Vallvey es la sexta de una serie de escritores que se traslada a las islas para visitar el Instituto de Astrofísica de Canarias, IAC, y los observatorios del Teide (Tenerife), y del Roque de los Muchachos (La Palma). Cabe recordar que el proyecto ‘En un lugar del Universo…’, del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), invita a reconocidas figuras de la Literatura hispana a visitar estos enclaves. Plasmarán su visión de la astronomía en un volumen de relatos cortos cuyo fin será una acción solidaria relacionada con el Alzheimer.

Además del IAC, el proyecto ‘En un lugar del Universo…’ cuenta con la participación de las instituciones científicas internacionales de los observatorios de Canarias, del Cabildo (a través del Museo de la Ciencia y el Cosmos, de Museos de Tenerife), así como con el apoyo del Instituto Cervantes y la financiación del Programa Severo Ochoa, que promueve la investigación de excelencia.

Por su parte, Ángela Vallvey calificó su visita de “regalo maravilloso, con el que he podido satisfacer, en gran parte, una de las inquietudes que tengo desde pequeña por la astronomía. Aquí he encontrado un espacio para el asombro, para el descubrimiento. He visto un museo que está vivo”. “Ha sido –afirmó- como abrir una ventana hacia el universo”

La escritora y periodista llegó a la sede central del IAC, en La Laguna, el pasado lunes [día 3], donde interaccionó con el personal científico y técnico del Instituto, y visitó el Área de Instrumentación. También subió al Observatorio del Teide, en Izaña (Tenerife) y, al día siguiente, martes 4, se trasladó al Observatorio del Roque de los Muchachos, en Garafía (La Palma). En ambos observatorios tuvo la oportunidad de conocer las instalaciones, resultados y proyectos de las distintas instituciones científicas, además de realizar un taller de observación astronómica. Por último, hoy jueves vuelve a Tenerife para visitar el Museo de la Ciencia y el Cosmos.

Ángela Vallvey, nacida en San Lorenzo de Calatrava (Ciudad Real), es licenciada en Historia y ha cursado estudios de Filosofía y Antropología, aunque pronto dirige su carrera hacia la escritura. Ha sido galardonada en varias ocasiones, tanto por sus novelas como por sus poemas. Por estos últimos, logró el Premio Jaén de Poesía 1998 con ‘El tamaño del universo’, una colección de poemas relacionados con la curiosidad científica y las paradojas del mundo y del universo; el Premio de Poesía Ateneo de Sevilla 2006 con ‘Nacida en cautividad’; y el Premio Bacarola de poesía 2016 con ‘Epidemia de fuego’.

Es autora de las novelas ‘A la caza del último hombre salvaje’ (1999); ‘Vías de extinción’ (2000); ‘Los estados carenciales’ (2002), por la que obtuvo el Premio Nadal; la recopilación de cuentos ‘No lo llames amor’ (2003); ‘La ciudad del diablo’ (2005); ‘Todas las muñecas son carnívoras’ (2006); ‘Muerte entre poetas’ (2008), finalista del Premio Planeta; ‘El hombre del corazón negro’ (2011) y ‘Mientras los demás bailan’ (2014). Sus obras se han traducido a más de veinte idiomas y editado por prestigiosas editoriales.

Sus últimos trabajos son el manual ‘El arte de amar la vida’ (2015), y el ensayo de divulgación ‘Amantes poderosas de la historia’ (2016). En 2017 ha publicado la novela ‘Tarta de almendras con amor’ (Suma de Letras), que recoge la preocupación de la autora por problemas de candente actualidad como la alimentación, el acoso escolar y las enfermedades raras.

Colabora con distintos medios de comunicación y escribe artículos de forma habitual en prensa, un trabajo que le fue reconocido con el Premio Julio Camba de Periodismo. 

Volver