MHA Casa de Carta
11/11/2014

La Casa de Carta y Nuevos Caminantes, veinte años de convivencia

El pasado viernes, 7 de noviembre, tuvo lugar, en la sede de Valle de Guerra del Museo de Historia y Antropología de Tenerife, Casa de Carta, un acto conmemorativo para celebrar el XX Aniversario del acuerdo de colaboración, en materia agrícola, firmado entre la Asociación de Padres de Discapacitados Psíquicos y Físicos de Valle de Guerra “Nuevos Caminantes” y el citado museo.

Esta asociación −cuya finalidad es asistir, recuperar, enseñar e integrar laboral y socialmente a todas la personas discapacidad en el entorno de Valle de Guerra y alrededores− solicitó, en 1994-1995, la colaboración del Museo para realizar un proyecto relacionado con la agricultura.

En principio, su duración iba a ser de un año académico, pero tras los buenos resultados esta experiencia, este proyectó continuó ejecutándose hasta que, en 2004, la Asociación y Museos de Tenerife firmaron un convenio de colaboración para la impartición de talleres de agricultura en las huertas de la Casa de Carta.

Fruto de este acuerdo, la Asociación ha llevado a cabo trabajos en tres parcelas al aire libre en la zona de huertas del Museo, en donde se fomenta el conocimiento de las especies cultivadas, de las herramientas de trabajo, de las técnicas de preparación del terreno, y otros procedimientos básicos de la agricultura ecológica, con el objetivo de que los participantes adquieran los conocimientos y las destrezas necesarias para mantener en buen estado los cultivos de casi todas las hortalizas y flores más comunes en la zona. El fruto de este trabajo se entrega a los que han estado colaborando en las estas labores agrícolas así como el resto de la producción  de este tipo que se cultive en el Museo.

Este proyecto ha permitido un beneficio mutuo, ya que los Nuevos Caminantes mantienen en buen estado las huertas y, a su vez, disfrutan de las instalaciones al aire libre que ofrece la Casa de Carta. Además,  este colectivo establece relaciones con los visitantes y trabajadores del museo, relaciones que esperamos que continúen durante muchos años más.

Volver