Cerámica popular

La cerámica está presente en las islas desde la época prehispánica y, si bien no existe una continuidad tipológica con los elementos producidos después de la conquista, se pueden reconocer, sin embargo, semejanzas en el proceso de fabricación, como es la ausencia de torno o el procedimiento de urdido. Las islas llegaron a contar con un importante número de centros alfareros ubicados especialmente en Tenerife y Gran Canaria. Hoy en día y, a pesar de estar la mayor parte de ellos desaparecidos, las nuevas producciones alfareras han destacado por encima de cualquier otra artesanía tradicional, acomodándose a los cambios socioculturales que han tenido lugar en el Archipiélago y produciendo objetos que paulatinamente han ido cambiando su funcionalidad originaria para reconvertirse en objetos de uso decorativo.

Volver