Siglos XIX y XX: Cambios y transformaciones

A partir de los cambios y transformaciones que se producen en estos dos siglos, se configurará una economía moderna. En esta época la agricultura centra sus esfuerzos en el tomate, el plátano y la papa. El cultivo y comercio de la cochinilla, usada como colorante, conocerá durante un margen de treinta años, un auge muy importante.

La actividad industrial, apenas tendrá interés para el capital foráneo. Serán el comercio y el turismo las que se convertirán en las principales actividades, sobre todo a partir de 1852 con la concesión a Canarias del título de puerto franco. Con posterioridad, el desarrollo del transporte aéreo supondrá el impulso definitivo para el turismo.

En diferentes etapas de estos dos siglos, el elevado índice demográfico, la escasez de puestos de trabajo, las sequías, la excesiva división de la propiedad y la caída de la cochinilla, empujarán a miles de canarios a emigrar a América, tanto de forma legal como clandestina, destino favorecido por la situación estratégica del Archipiélago y por las constantes relaciones que entre ambos territorios se establecieron desde los momentos mismos de la conquista de las islas. Desde el punto de vista político, a comienzos del siglo XX y tras años de pleito insular, se aprobará la Ley de Cabildos en 1912, por la que se reconoce a la referida institución como órgano de gobierno insular. En 1927 se culminó la división del Archipiélago en dos provincias: Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

Volver