Museo de Historia y Antropología de Tenerife
28/07/2009

"El Tigre", en su castillo. Por Francisco García-Talavera Casañas *

Por iniciativa del Organismo Autónomo de Museos y Centros (OAMC) del Cabildo Insular de Tenerife y tras un acuerdo con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, su legítimo propietario, y el Museo Histórico Militar de Canarias (Almeida), actual depositario, el legendario cañón "El Tigre" –que según la tradición popular fue el que mutiló el brazo derecho de Nelson– pasará una larga temporada en el castillo (lo que queda de él) desde donde tan eficazmente defendió Santa Cruz, la noche de la gloriosa gesta del 25 de Julio de 1797.

Al efecto se ha habilitado una sala expositiva, con museografía bilingüe (español-inglés), en el Centro de Interpretación del Castillo de San Cristóbal (bajo la Plaza de España), abierto al público desde el mes de julio de 2008. Con toda seguridad, la presencia del emblemático cañón, junto a los restos de las murallas del castillo, constituirá un importante incentivo para los numerosos visitantes, locales y foráneos, que a lo largo del escaso año que lleva abierto han superado la cifra de 113.000.

De esta manera, la estrecha colaboración entre las tres instituciones citadas, va a contribuir a que este 25 de Julio de 2009, la muy noble, leal e invicta ciudad de Santa Cruz de Tenerife difunda su patrimonio histórico y celebre orgullosa, con esta importante novedad, la heroicidad y nobleza del pueblo tinerfeño frente al invasor, que tantas veces ha demostrado a lo largo de la Historia.

Y como pequeño homenaje, en esta efeméride, a la ciudad que me vio nacer, me he permitido componer estos humildes versos, rogándole a poetas y lingüistas sepan disculpar mi atrevimiento.


Como "El Tigre" te bautizaron
Y como buen felino actuaste
¿a cuántos ingleses alcanzaste?
pues su objetivo no lograron.

Ahora ya eres legendario,
el brazo de Nelson mutilaste,
doblegar al invasor lograste,
orgullo de todo buen canario.

Pero tú solo no disparabas,
ni en soledad podías apuntar,
pues también es preciso alabar
al artillero que necesitabas.

Fue de nuestro pueblo la victoria,
de las milicias y del isleño,
noble y valiente tinerfeño,
que una vez más hizo historia.

Y en este día tan señalado
ya vuelves a estar en tu fortín,
Castillo San Cristóbal que por fin
acoge su símbolo preciado.

* Presidente del Organismo Autónomo de Museos y Centros

Volver