Museo Arqueológico de Tenerife
12/11/2002 - 12/11/2003

El Cabildo ultima la primera restitución de momias guanches desde Argentina

El Cabildo de Tenerife ultima las gestiones para restituir a la Isla dos momias guanches, una de ellas la de una mujer en perfecto estado de conservación, depositadas en un museo argentino desde el siglo pasado y que sería la primera ocasión en que se devuelve patrimonio arqueológico a las Islas. Las momias pertenecían a la colección del museo Casilda de Tacoronte, fundado por un particular en Tenerife en el siglo XIX, y cuyos fondos fueron vendidos por los herederos tras el fallecimiento del propietario, entre ellos varios restos momificados y unos 50 cráneos guanches vendidos al Museo de la Plata de Argentina.

En el siglo XX, varias momias fueron trasladadas al museo de Ciencias Naturales de Necochea, una ciudad turística de la provincia de Buenos Aires, por lo que los únicos restos momificados canarios que se exponen en La Plata proceden de un aborigen de Gran Canaria. Según explicó en rueda de prensa la presidenta del Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo de Tenerife, Fidencia Iglesias, la restitución de las momias a la Isla depende de trámites administrativos del Gobierno argentino, aunque aseguró que se anda "en el bueno camino y las posibilidades están muy atadas".

Fidencia Iglesias señaló que la junta rectora del Organismo Autónomo de Museos y Centros (OAMC) del Cabildo estudiará el viernes, además, una propuesta para firmar un convenio de colaboración científica con el Museo de Necochea, de forma que los investigadores de este centro acudan a la isla para investigar sus restos arqueológicos. Este convenio, que tendría cuatro años de duración, podría contribuir además a reabrir al público el citado museo argentino, que ha sido cerrado por falta de financiación.

Además, los conservadores del museo han enviado fotografías de las momias a sus homólogos en Tenerife con el fin de que efectúen una reproducción de los restos para su exposición en Argentina. La momia mejor conservada pertenece a una mujer de 1,58 centímetros de estatura, mientras que en los otros restos será necesario efectuar retoques, dijo el director del Instituto de Bioantropología de Tenerife, Conrado Rodríguez.

Una vez que las momias estén en la Isla se procederá a su estudio por parte de los científicos del citado instituto y del Museo Arqueológico, con el fin de realizar análisis biológicos, históricos y culturales. Para los estudios biológicos se contará con la colaboración del Hospital Universitario de Canarias (HUC), la delegación en las Islas del Instituto Nacional de Toxicología y la Universidad de Minnesota, y se harán análisis radiológicos, patológicos, bioquímicos, genéticos, de carbono 14 y de antropología forense, y posteriormente serán expuestas al público.

El director del Museo Arqueológico de Tenerife, Rafael González, informó de que se descubrió la localización de estas momias en 1995, durante el II Congreso Mundial de Estudios sobre Momias celebrado en Colombia, y a partir de esa fecha se iniciaron las gestiones para su restitución a la isla, lo que fue obstaculizado en diversas ocasiones. Por este motivo, los científicos han guardado "silencio" durante varios años acerca de las gestiones realizadas, ya que consideran "absolutamente prioritario" el que se devuelva a las islas el patrimonio arqueológico canario disperso por el mundo, y que se encuentra en centros de Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Canadá y Argentina.

También hay una momia guanche, que fue regalada al rey Carlos III, en el Museo Nacional de Antropología de Madrid, y que no ha sido restituida a Canarias por razones técnicas, según los responsables del citado centro. Sin embargo, Rafael González señaló que el Museo Arqueológico de Tenerife, en el que se conservan once momias y unos 170 restos momificados, está "altamente capacitado en tecnología y conocimientos" para la custodia de este patrimonio. EFE

Volver