Museo de la Naturaleza y el Hombre
07/10/2015

ArchaeoAntiquity: «El norte de África en la Antigüedad: naturaleza y arqueología», por José Juan Jiménez González

¿Cuáles eran las condiciones ambientales del norte de África durante la Antigüedad? ¿Qué nos dicen las fuentes escritas, los descubrimientos arqueológicos, la información paleoambiental y la etnología? En su conjunto, la documentación reitera que el Atlas era una cadena montañosa grande, elevada y que su base contaba con bosques densos y profundos de árboles con amplias copas, troncos prominentes, brillantes y sin nudos, cuyo entorno estaba lleno de elefantes, fieras y serpientes…

En toda esta área interactuaron la geología, la orografía, el clima, la edafología, la vegetación, la fauna y los grupos humanos, que habitaban cerca de cursos acuíferos en las elevaciones montuosas, los valles, las llanuras, la sabana y la antesala del desierto. Los hallazgos arqueológicos, los textos clásicos y los estudios medioambientales norteafricanos demuestran la pretérita existencia de grandes bosques de cedro (Cedrus atlantica) y de thuya (Thuja articulata), pero también nos hablan del león del Atlas (Felis leo barbaricus), el leopardo de Berbería (Panthera pardus panthera), el elefante del Atlas (Loxodonta africana pharaoensis) y el oso del Atlas (Ursus arctos crowtheri). Además de herbívoros como el carnero de Berbería (Ammotragus lervia), la gacela del Atlas (Gazella cuvieri), el alcelafo (Alcelaphus buselaphus buselaphus), la gacela dama (Nanger dama), el órix blanco (Oryx dammah) y la gacela marroquí (Gazella dorcas massaesyla); carnívoros como el chacal dorado o moro (Canis aureus), el zorro pálido (Vulpes pallida) y la hiena rayada (Hyaena hyaena); reptiles como la boa jabalina (Eryx jaculus), el varano gris (Varanus (Psammosaurus) griseus) y la víbora hocicuda (Vipera latastei). A ellos habría que añadir la jirafa (Giraffa camelopardalis), la avestruz del Sahara (Struthio camelus camelus), el asno salvaje del Atlas (Equus asinus atlanticus) y el puercoespín crestado norafricano (Hystrix cristata), entre otras tantas especies que componen la historia natural de este territorio.

Dr. José Juan Jiménez González, conservador del Museo Arqueológico de Tenerife.

Volver