Vertebrados terrestres


MAMÍFEROS, REPTILES Y ANFIBIOS

Visión general sobre el origen y evolución de los mamíferos y reptiles canarios, así como notas muy generales sobre los anfibios. Respecto a los mamíferos, y atendiendo al modo de llegada a las Islas, podemos hablar de dos grandes grupos: nativos (murciélagos y musarañas endémicas) e introducidos (gatos, ratas, ardillas, erizos, etc.). Además, se aportan comentarios sobre los extintos endémicos de Canarias. El proceso de evolución de los lagartos se ilustra con réplicas a escala real de diversas especies, que son el legado de un primitivo linaje continental. Lisas y perenquenes han experimentado un proceso similar en estrecha relación con el pasado volcánico de Canarias.

Se exponen los restos momificados de un lagarto gigante que habitó en Tenerife, hasta fechas recientes, y la reconstrucción de dicho saurio, que llegó a superar el metro de longitud.


EL CICLO DE LAS ISLAS

Las poblaciones de animales en las islas están sometidas a leyes estrictas que rigen la vida en los diversos ambientes insulares, un ciclo de renovación permanente destinado a sustituir especies que se asientan y evolucionan hasta desaparecer, dejando el camino libre para que llegue otra nueva que “a la larga” compartirá el mismo final.


AVES

Se resume el proceso de colonización que han protagonizado varias especies de aves en Canarias y su evolución hacia formas endémicas. En un primer grupo, están aquellas que sólo viven en estas Islas y llegaron en épocas muy remotas desde zonas boscosas. En un segundo grupo, más diverso y numeroso, se encuentran las que sólo se han diferenciado de sus ancestros vivientes en pequeños detalles. También, aparecen reflejadas otras pocas especies “únicas” que se reparten entre Canarias y otros archipiélagos macaronésicos.

La posición estratégica de Canarias en las rutas migratorias de aves europeas ha provocado un incesante aumento en el registro conocido de esas especies que ya supera las 300. Algunas son visitantes regulares que permanecen semanas e incluso meses, mientras que otras son auténticas rarezas que han llegado en contadas ocasiones durante las últimas décadas como es el caso del ánsar común y de la garza imperial.

Volver