Conservemos nuestro patrimonio

Siempre es oportuno un mensaje conservacionista para el visitante de un museo de estas características, y nada más elocuente que contraponer un paisaje con el patrimonio natural y cultural intacto, a otro, en este caso costero, totalmente degradado. El efecto devastador de los incendios forestales también queda patente. Los importantes puntos de la Declaración de Río (1992), Protocolo de Kioto (1997) y Acuerdo de copenhagenn (2009) sobre la protección del Medio Ambiente, refuerzan la idea sobre lo que supone el creciente impacto humano en estas frágiles y pequeñas Islas superpobladas.

Volver