Biología marina


EL MAR COMO ECOSISTEMA

Al inicio de una de las dos salas, unos monitores, complementados con dos paneles cercanos, muestran el océano como soporte de múltiples aspectos naturales o de la actividad humana:

  • Biodiversidad.
  • Aprovechamiento moderado de los recursos.
  • Tipos de zonas: costa o alta mar.
  • Distintas comunidades: plancton, bentos o necton.
  • Pesca.
  • Enigmas de las grandes profundidades.
  • Contaminación.
  • Investigación.
  • El océano como lugar de ocio.


INVERTEBRADOS MARINOS

Vitrina donde se muestran los grupos de invertebrados marinos más conocidos –esponjas, cnidarios, moluscos, crustáceos y equinodermos– mediante una selección de las colecciones del Museo. Vinculados a los diferentes grupos, se detallan, con el interrogante “¿sabías qué?”, algunos temas de interés relacionados con los mismos. Merece especial atención la réplica en resina de un calamar gigante, situada encima de la vitrina.

Este ejemplar, en concreto, apareció flotando muerto al sudoeste de Tenerife, en noviembre del año 1995, y se conserva en este Centro bajo condiciones especiales. Los calamares gigantes no son muy frecuentes; viven a gran profundidad y se conoce poco acerca de ellos. Lo que parece cierto es que son enemigos acérrimos de los grandes cachalotes, que los consideran un manjar exquisito.


VERTEBRADOS MARINOS


Peces nadadores y rarezas

Este módulo agrupa peces considerados ágiles y veloces nadadores. Se muestran el medregal, la bicuda, el dorado o el atún. Destacan las reproducciones, a tamaño natural, de una manta diablo y un marlín azul. En la vitrina colindante se hallan reunidas varias piezas consideradas auténticas rarezas, entre ellas, una morena albina, un pez de placas de color gris plata, una quimera, un tiburón de profundidad, un pez volador y una rémora.

Batimetría submarina

La columna de monitores, situada en el comienzo de la otra sala de Biología Marina y dedicada íntegramente a vertebrados, permite observar, simultáneamente, la vida marina a diferentes profundidades, hasta donde los resultados de las investigaciones ofrecen información. Un lado de la columna está dedicado a la fauna y flora asociadas a distintos tipos de fondos marinos y, otro, a los organismos libres que flotan o nadan suspendidos en las masas de agua, lo que los biólogos denominan vida pelágica.

Reptiles y mamíferos marinos

Se reproducen a tamaño real algunos de los cetáceos y tortugas que pueden ser observados en aguas de las Islas Canarias, todos ellos protegidos por leyes internacionales. También se expone un esqueleto de delfín moteado, donde se aprecian distintas adaptaciones sufridas por estos mamíferos que “regresaron” a la vida marina en el transcurso de su evolución.

Como curiosidad, destacan las reproducciones de un cachalote pigmeo y su cría, que vararon muertos en una playa de la Isla. La cría aún conservaba, alrededor de la boca, las vibrisas, una característica de los cetáceos al nacer.

Otra manera de clasificar los peces

La gran variedad de peces puede ser tratada desde diferentes puntos de vista. Los reunidos por la “forma de la boca” nos hace pensar en sus adaptaciones según el tipo de alimentación. Otros están agrupados por las “singularidades” en su modo de vida, como en el caso de la anguila jardinera, el caballito de mar o del tamboril espinoso. Otra clasificación se ha basado en la forma y el color.

Volver