Visita uno de los mayores tubos volcánicos del mundo

Visita uno de los mayores tubos volcánicos del mundo

La Cueva del Viento es una cavidad volcánica que se formó hace 27.000 años en lavas basálticas procedentes de la primera fase eruptiva del volcán Pico Viejo, situado junto al Teide (Tenerife, Islas Canarias). Este tubo volcánico, cuyo nombre se debe a las importantes corrientes de aire que se producen en su interior, es el quinto más largo del mundo (18 kilómetros topografiados) tras los cuatro primeros que se encuentran en la isla mayor del archipiélago de Hawaii (Estados Unidos). 

La mayor relevancia biológica de esta intrincada cavidad volcánica es su fauna subterránea, que constituye una fuente constante de nuevos hallazgos. La cueva alberga un total de 190 especies conocidas, la mayoría invertebrados. De éstas, 44 son troglobias, esto es, animales adaptados al medio subterráneo. Entre estas especies condenadas a vivir en la oscuridad, 15 han resultado ser nuevas para la ciencia, como la cucaracha sin ojos Loboptera subterranea o los carábidos Wolltinerfia martini Wolltinerfia tenerifae.

En su interior también se encuentran algunos restos fósiles de animales vertebrados ya extinguidos, como la rata y el lagarto gigantes, y otros restos óseos de especies ya desaparecidas en Tenerife, como la graja y la hubara.

Museos de Tenerife ofrece una visita guiada interpretativa en la que se muestra un tramo de uno de los mayores tubos volcánicos del mundo, que se completa con la explicación de otros fenómenos geológicos e interesantes aspectos etnográficos.

La experiencia convierte a los visitantes en observadores directos de un documental en vivo con piezas volcanológicas reales. La ruta se inicia en el Centro de Visitantes, un local del Ayuntamiento de Icod de los Vinos, donde se pueden observar una serie de módulos informativos que sirven de introducción a la visita guiada. A continuación, se realiza un breve trayecto en un vehículo de la organización hasta llegar al inicio del recorrido a pie.

Se continúa por un campo de lavas de las que formaron el sistema de tubos volcánicos y se sube por un antiguo camino real hasta la entrada de la cueva. El regreso se realiza por otro camino que pasa por una era y por las ruinas de antiguas construcciones de campo, con lo que se puede apreciar la riqueza etnográfica de la zona al tiempo que se disfruta de la belleza paisajística.

Más información para organizar la visita en www.cuevadelviento.net

Volver