Vuelta a clase: vuelta al museo

Vuelta a clase: vuelta al museo

La esencia de la educación en los museos debería ser crear conocimiento, construir significado. Para conseguir este objetivo, creemos que el mejor método es el que permite a los visitantes, niños y adultos, realizar ellos mismos las conexiones entre preguntas y respuestas. El museo no debe esforzarse tanto en dar las soluciones sino, por el contrario, en saber formular las preguntas adecuadas o, mejor aún, insinuarlas. El museo se convierte entonces en un entorno amable de mediación y facilitación para la aprehensión del conocimiento, ayudando a conocer y valorar el patrimonio natural y cultural que nos rodea. Es en este contexto teórico en el que nuestros museos han desarrollado una amplia oferta de “preguntas”. Más de cincuenta talleres didácticos permiten aproximarnos al saber a través de la experimentación y el juego. Además, una decena de diferentes maletas de préstamo permiten llevar al aula estos materiales de intermediación. En breve saldrá a la luz un nuevo número de la revista Aula-M, una publicación de carácter anual dirigida al colectivo docente que recoge toda la oferta didáctica de nuestros museos, de forma que podamos dar el mejor servicio posible a los más de 50.000 niños y niñas que cada año nos visitan.
Volver