Centro de Documentación de Canarias y América
Publicado el 21/07/2020

Intemporales: «Por la patria»

Documento de Manuel de Cámara sobre la Gesta del 25 de julio de 1797

El «Intemporal» del CEDOCAM de esta semana está dedicado a la Gesta del 25 de julio de 1797. Se trata de un documento escrito por Manuel de Cámara y que pertenece al Fondo Estévanez del Centro. Manuel de Cámara fue un importante arquitecto y político tinerfeño nacido en 1848. A sus 24 años fue nombrado arquitecto municipal de Santa Cruz de Tenerife y, como urbanista, planteó para la capital la idea de crear una ciudad abierta y ajardinada dotada de unas instalaciones y unas condiciones higiénicas revolucionarias para su tiempo, tal y como queda documentado en su plan de ensanche que para la misma diseñó en 1880.

Por la patria (Transcripción)

Convirtiendo el espíritu a considerar el mérito de la defensa de Santa Cruz de Tenerife el 25 de julio de 1797, juzgo que debe sobreponerse al sentimiento vanidoso por los laureles de la victoria, aquilatada por la celebridad de quien pretendió, [TACHADO: ambicioso] cimentar, sobre nuestra dominación y a poca costa, la fama que más tarde alcanzaría; aquel otro sentimiento noble, de profunda simpatía, que inspira la entereza de los pueblos que luchan por su independencia; que pelean denodadamente por no someterse [TACHADO: antes que dejarse dominar] que pueden, parodiando a Nelson al morir, dar gracias a Dios por haber cumplido con su deber.

La historia consigna la defensa de Santa Cruz de Tenerife, como uno de tantos hechos que en sus páginas registra; pero, en la particular de este pueblo reviste verdadera trascendencia, porque de este acaecimiento surge a la vida como entidad histórica; por él conquista los blasones que ostenta, adquiere por decirlo así, personalidad; comienza el proceso verdadero de su posterior engrandecimiento y nace y se revela el concepto de patria, el cual, lo mismo cuando se trata de la Nación a que pertenecemos que del pueblo en que nacimos es el vínculo que une a los ciudadanos en esa comunidad de afectos mediante la cual adquiere realidad la aspiración al progreso de ese pedazo de tierra que amamos, no porque sea grande sino porque es nuestra patria.

La conmemoración de la defensa que de su honor hizo Santa Cruz de Tenerife, al cumplirse el primer Centenario, simboliza el culto a tradiciones veneradas; es, un hermoso tributo rendido a la dignidad colectiva; confirmación del amor a la patria: algo que debe de unir [TACHADO: y enlazar] los espíritus para entonar un himno a la libertad y del progreso [TACHADO: y prometer batallar].

Manuel de Cámara

Volver