Los trajes típicos de Canarias
Publicado el 26/04/2019

Los trajes típicos de Canarias

Se consideran trajes típicos aquellos que se han asumido como representativos o símbolo de un colectivo determinado. En Canarias, cada isla tiene el suyo, si bien existen importantes diferencias tanto en su cronología, como en su origen. Así, unos son el resultado de la evolución de las antiguas formas de vestir, y otros son transformaciones de antiguas indumentarias, añadiendo o suprimiendo determinadas prendas. También hay otros casos que son producto de una creación más reciente cuyas formas se diferencian mucho de los que se usaron en el pasado.

En la exposición permanente de la sede de la Casa de Carta del Museo de Historia y Antropología de Tenerife se encuentran una selección de modelos que sintetiza en buena medida estas tendencias.

Inspirado en un traje tradicional de Icod el Alto, surgió en la década de los cincuenta del siglo pasado con notables modificaciones, suprimiendo y añadiendo diversas prendas, el traje típico de mujer de la Orotava, cuya popularidad hizo que se considerara como el traje típico de Tenerife.

Entre otros, los trajes que se pueden apreciar en esta exposición son:

Traje típico de mujer de la Palma

Esta isla siempre tuvo fama, entre las demás, de conservar la pureza de sus trajes. Últimamente se han estandarizado algunos modelos como trajes típicos con notables transformaciones, lo que ha supuesto que varios atuendos y prendas caigan en el olvido.

Traje típico de mujer de Gran Canaria

Fue diseñado por el pintor Néstor Martín Fernández de la Torre en la década de los años treinta del siglo pasado. En principio, fue aceptado por las clases pudientes que lo ostentaban en exclusiva, pero, con el paso de los años, se ha convertido en el modelo símbolo de toda la isla.

Trajes típicos de Lanzarote

En esta isla los trajes típicos son los mismos que llevaron los antiguos lanzaroteños. En la actualidad se han incorporado diversos adornos y se han variado sus patrones, lo que los aleja considerablemente de los modelos que los generaron.

También se presentan en esta muestra las reproducciones de una selección de ilustraciones de Antonio Pereira Pacheco cuya obra se compone de numerosos escritos, dibujos y acuarelas sobre las formas de vestir de todos los estamentos sociales de La Laguna y sus alrededores.

Hombre de Tegueste en traje de fiesta

Los hombres, con independencia de la temperatura que pudiera haber, usaban el terno completo (chaqueta, chaleco y calzones) para las fiestas y galas. Para el trabajo, prescindían de muchas de las prendas que componían este atuendo.

Mujer de Tegueste en traje de diario

El uso de los tejidos listados de azul y blanco para la confección de faldas fue el más común en todo el archipiélago, en especial para los trajes de diario. La camisa de color rosa, infrecuente en la época, es un adelanto de los cambios que se producirán desde mediados del siglo XIX.

Por último, también pueden verse expuestas en la Casa de Carta algunas reproducciones de las ilustraciones de Alfred Diston. De su obra dedicada al estudio de la indumentaria, son fundamentales dos álbumes manuscritos ilustrados con acuarelas. El segundo, «Costumes of the Canary Islands" de 1829, se ha editado por primera vez en 2018.

Mujer de El Miradero

«El Miradero es la zona comprendida entre el humilde caserío de La Guancha y el pueblo de lcod de los Vinos (...).

El vestido de la mujer es como aquí se muestra y también con pequeñas variantes, es el mismo en todos los lugares desde aquí hasta el punto más al Noroeste de la isla». (Alfred Diston).

Mujer de La Victoria

Las chaquetas de mujer eran prendas complementarias especialmente usadas en las zonas donde el clima exigía mayor abrigo del que la mantilla podía proporcionar.

Las mujeres del campo de Tenerife siempre llevaban la cabeza cubierta cuando salían al exterior, para ello usaban sombreros de fibra vegetal o fieltro, y bajo ellos los pañuelos y las tocas o mantillas.

Volver