Museo de Historia y Antropología de Tenerife
Fecha del evento: 23/04/2020 - 29/04/2020

«Separar la paja del centeno» (IV)

No cabe duda que vivimos en una sociedad “hiperinformada”, modelada al amparo de una nueva revolución tecnológica, donde los medios digitales han cobrado un protagonismo inusitado, al proporcionar y facilitar el acceso a cualquier tipo de contenidos de forma instantánea. Sin embargo, dentro de esta “era de la virtualización” también toman forma los bulos y las técnicas de guerrilla de la comunicación. Contenidos falsos, con un interés de parte y que incrementan su proyección social gracias a la capacidad de ser difundidos masivamente.

En esta actividad el relato y la noticia falsa cobran protagonismo; pero su finalidad es meramente lúdica y educativa –y más en los tiempos que corren–, siendo su único propósito el entretenimiento, despertar la imaginación y el espíritu crítico. Aprender a discernir lo que es real frente a lo que no y, sobre todo, separar la paja del centeno (o grano).

Contempla la imagen, lee el texto y sigue las instrucciones; porque, a veces, las cosas no son lo que aparentan y quitando el ornamento podrás darte cuenta que subyace otra realidad.

Cadena de producción

Lo primero que ella hizo aquella mañana, después de un reparador sueño –tal como venía repitiendo todos los días desde su más tierna infancia–, fue ir con presteza al corral y sacar a su cabra favorita para ordeñarla. Este ejemplar era la quinta generación de un linaje antiguo, de pelo corto y color crema tostada, lo que le permitía mimetizarse en la aridez del terreno que la circundaba. Además, el animal estaba dotado de una agilidad inusitada, muy propia de una especie adaptada a las grandes alturas de la isla. No obstante, Tauce –que así se llamaba– se sometía con total tranquilidad a un singular ritual que se perdía en la noche de los tiempos, mientras comía los brotes tiernos de hierbas y arbustos.

El proceso de ordeño tardaba bien poco, pero siempre se hacía en un lugar abierto y aireado. Un paraje donde la cálida brisa costera traía ecos de la lejanía. Sonidos que hablaban de desencuentros, subsistencia, noches a la intemperie, precios injustos, debates estériles... Incluso, el desagradable ruido de un bernegal lleno de agua al romperse contra el suelo. Pero a la dueña de Tauce eso ya no les importaba, pues en su aparente vida “desenfocada” el pesimismo ya no le hacía mella y había aprendido a ver la botella medio llena.

Ahora, hagamos un ejercicio mental, extrayendo el elemento “absurdo” de esta instantánea e intentando dar respuesta a las siguientes preguntas (busca ayuda si lo estimas necesario):

  1. ¿Conoces el lugar donde se desarrolla la escena?
  2. ¿Podrías indagar sobre el origen de su nombre de este paraje y si tiene que ver con la actividad pastoril?
  3. ¿Sabrías decirnos qué tipos de recipiente de barro cocido se utilizaban para guardar y procesar la leche del ganado?
  4. Las queseras se usaban como soporte para drenar el suero del queso artesanal. Aparte de la madera, ¿con qué otro material se realizaban? Elige una opción: a. Metacrilato b. Cemento Portland  c. Piedra tallada
  5. ¿Qué crees que se oculta detrás de una botella medio llena?


              Acto seguido, introduce de nuevo el elemento “absurdo”, contesta a las mismas preguntas planteadas, dejando volar tu imaginación.

Ya tienes los ingredientes básicos para crear dos historias: una basada en hechos verídicos y contrastados, frente a otra donde la inventiva cobra protagonismo.

Déjanos la propuesta que quieras y comenta las que vayan apareciendo, generando (si se puede) un debate virtual.

didacticamha@museosdetenerife.org

Volver