Museo de Naturaleza y Arqueología
Fecha del evento: 08/06/2020 - 14/06/2020

Solución a Ciencia encriptada: «Un viejo conocido»

«Un viejo conocido»

Estoy seguro que no han tenido ninguna dificultad para adivinar que nos referíamos al Trópico de Cáncer.

El trópico de Cáncer es la línea imaginaria que circunvala la tierra a lo largo del paralelo de latitud 23º 26′ 14″ al norte del Ecuador.

A continuación, y por orden de aparición en el artículo original iremos aportando las aclaraciones a las extrañas preguntas y respuestas de la entrevista.


La Punta de los Saltos, en la isla de El Hierro, situada a 27º 38’ 16’’ de latitud norte, es la tierra española más próxima al Trópico de Cáncer, a unos 450 kilómetros más al sur. Santa Cruz de Tenerife está a unos 560 kilómetros.

Los trópicos de Cáncer y Capricornio, de gran importancia para la rama de geografía que estudia la Tierra, son dos paralelos imaginarios ubicados al norte (Cáncer) y sur (Capricornio) de la línea del ecuador, que cruzan el territorio de la Tierra para servir de referencia, estudio y comparación para la localización y la apreciación climática. Sus 4 colegas, como los denomina el texto original son: Trópico de Capricornio, el Ecuador, y los  Círculos polares Ártico y Antárticos.

El trópico de Cáncer atraviesa en realidad 18 países, aunque en la entrevista se citan 16, ya que no se contaba con Hawai (Estados Unidos) ni con el Sahara Occidental.

Para que un vuelo quede registrado como "alrededor del mundo" en los anales de la aviación, la Federación Aeronáutica Internacional exige que comience y termine en el mismo aeródromo después de una travesía por todos los meridianos del planeta. Además, debe cubrir por lo menos 36.787,559 kilómetros, distancia igual a la longitud del Trópico de Cáncer.

Cuando en el texto original hablábamos de los rayos solares que anuncian el verano nos referíamos a:

La inclinación del eje de la Tierra más el movimiento de traslación, provoca que dos veces al año, los rayos del Sol caigan perpendicularmente sobre el Ecuador lo cual da lugar a los llamados equinoccios. Igualmente, una vez al año, el sol cae perpendicular a los 23 ½° de latitud norte (Solsticio de Verano) y a los 23 ½° de latitud sur (Solsticio de invierno). En estas dos posiciones se presentan los llamados Trópicos, de Cáncer y de Capricornio.

Para terminar aclararemos el último la última respuesta del trópico de Cáncer, la que hace referencia a su nombre.

Se le denomina «de Cáncer» porque en la Antigüedad, cuando se producía el solsticio de verano en el hemisferio norte, el Sol estaba en la constelación de Cáncer. En la actualidad está en la constelación de Tauro, muy cerca del borde de la constelación de Géminis. El cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra, provoca que  el punto solsticial avance  1º cada 71,6 años. Así, durante los últimos 20 siglos  ha atravesado Géminis y actualmente ha ingresado ya en Tauro.  

Es decir, actualmente podríamos llamarlo Trópico de Tauro.

 Autor: Pepe López Rondón, biólogo del MUNA, Museo de Naturaleza y Arqueología

 

Volver