Museo de Naturaleza y Arqueología
Publicado el 13/07/2020

Artículo de divulgación: «Innovadora valoración de las bajas temperaturas: Sobre el concepto horas frío, temperaturas inferiores a 10o en Tenerife», por Luis Manuel Santana Pérez

Generalidad climática de la baja troposfera canaria

La masa de aire que llega a las costas del archipiélago canario está condicionada por la distribución de la temperatura de la superficie del mar, estrechamente relacionada con la Corriente fría de Canarias. Generalmente, las masas de aire son expulsadas por el anticiclón de las Azores que, en esta región, genera los vientos alisios, vientos septentrionales débiles a moderados que soplan en el sector noroeste a noreste, dominantes norte a noreste.

Los vientos septentrionales transportan. a las Islas, aire húmedo y fresco. A esta capa de aire húmedo se le superpone otra capa seca, separadas ambas por una “inversión vertical de temperaturas”. En la costa del continente africano, donde más frías son las aguas se forma, principalmente en verano, una auténtica “barrera de aire frío” que, en las invasiones de aire caliente procedentes del interior del continente no puede remover, y las masas de aire caliente a través de ésta las desplazan en altura hacia el océano. En Canarias este fenómeno es una de las causas de la inversión de temperaturas sobre el nivel del mar; nivel y espesor de la inversión de la temperatura sufre grandes variaciones durante el transcurso del día. La altura de la base de la inversión suele disminuir progresivamente a medida que aumenta el calentamiento diurno del suelo.

 Las horas frío un factor agroclimático de interés social

El estudio de la temperatura con fines agrícolas alcanza su máximo interés cuando se refiere a los rangos más altos y más bajos, que son los que producen respuestas fisiológicas en los cultivos de diversa índole, algunas de ellas con efectos francamente perniciosos para la cantidad y calidad de las cosechas.

Las horas frío se definen como el número de horas que pasa la especie vegetal, durante el periodo de reposo invernal, a temperaturas iguales o inferiores a una determinada referencia. La acumulación se realiza durante el periodo de reposo, y la duración se fija desde la caída de las hojas (se puede tomar el 1 de noviembre) hasta unos días antes del “desborre” de las yemas. Este día final es más difícil determinarlo y se puede tomar como fechas: 1 de febrero en zonas templadas – cálidas; el 15 de febrero en zonas templadas y el 1 de marzo en zonas frías continentales. Las “temperaturas frías” en Tenerife suceden en el lapso de noviembre a abril, versión de año agronómico y, posteriormente, calculamos las horas frío, un parámetro clásico en estudios agro- meteorológicos.

El procedimiento de estimación de las horas frío diarias necesita un soporte informático y consiste en contabilizar el número de registros de temperatura del aire en las cuales permanece inferior o igual a una temperatura de referencia. Las horas frío diarias se obtienen en el cálculo del producto del número de registros diarios y el periodo minutario entre observaciones.     

La acumulación de horas frío posibilita los cambios fisiológicos responsables de la floración y fructificación normal del cultivo en primavera. A la duración media del reposo de una determinada especie se denomina necesidades de frío, y se ha estimado contando el número de horas que pasa la planta durante el periodo de reposo invernal, a la temperatura inferior a una referencia, comprendida entre 4 y 12 ºC, siendo muy frecuente que esta temperatura de referencia en Canarias se fije en 10 ºC.

Las horas frío se obtienen contabilizando el número de horas en que la temperatura es igual o inferior a 10 ºC.  Este concepto asume que, en los climas templados, es necesario que se acumulen mensualmente determinadas cantidades de horas frío para iniciar o acelerar la floración de los árboles frutales de hoja caduca. Esta situación permite al árbol permanecer en dormancia*, es decir en un estado de semilatencia invernal. Esta acción lo protege de las heladas rigurosas al favorecer el desprendimiento de sus órganos sensibles. Cuando los inviernos son lo suficientemente fríos, las yemas quedan vernalizadas y en espera de los primeros calores primaverales para reiniciar la brotación y producir frutos de calidad. Al ocurrir la situación térmica contraria, es decir, si los inviernos son templados, no se completan los requerimientos necesarios de frío que el árbol requiere. En este caso, la brotación y la floración se producen bajo condiciones forzadas por las temperaturas cálidas de primavera. Como consecuencia de lo anterior se provoca un estrés fisiológico (Gil-Albert 1986; Melgarejo 1996).

 *dormancia, según RAE, período en el ciclo biológico de un organismo en el que el crecimiento, desarrollo y actividad física se suspenden temporalmente

Además de explicar este novedoso concepto climático de horas frío, diferente a fines agronómicos, es de interés dar a conocer a la ciudadanía, acostumbrada solamente al uso de termómetros, este concepto de tanta importancia. Medidas que nos indican el comportamiento térmico cotidiano bajo una perspectiva temporal, percibir las condiciones atmosféricas a partir de referencias de temperaturas, en nuestro caso 10 ºC. Ejemplos útiles de su aplicación sería en ámbitos turísticos, sanitarios, educativos, urbanístico….

Es bien conocido el descenso de la temperatura del aire cotidiano con el ascenso de altitud, por ende, las horas frío diaria aumentan. Esta característica climática se muestra por medio del trazado gráfico esquemático del valor promedio de horas frio acumuladas cada año en distintas series temporales de temperaturas. Utilizamos el vocablo esquemático a causa de la desigualdad de los periodos de observaciones, así como una distribución irregular de estaciones meteorológicas automáticas sobre la isla, nos obliga a utilizar la experiencia en el trazado de isolíneas.  Ver figura 1 y tabla 1 anexo.

Así, la zona notable más fría, horas frío acumuladas comprendidas 4000 horas a 7000 horas radica en el volcán Teide y altas montañas del circo de las Cañadas, cotas superiores a 2200 m. Superficies inadecuadas para cultivos, zonas de retamar y herbáceas de alta montaña. 

La zona más fría, horas frío acumuladas anual media comprendidas 2000 horas a 4000 horas radica en la planicie del Parque Nacional Teide y parte superior de la Corona Forestal insular, cotas entre 1800 m y 2200 m aproximadamente.  Superficies inadecuadas para cultivos, zonas de retamar y pinares de alta montaña. 

La zona fría, horas frío acumuladas anual media comprendidas 1000 horas a 2000 horas radica en la franja ancha de circunvalación de la Corona Forestal, cotas 1200 m y 1800 m, y franja estrecha de las Cumbres de Anaga. Superficies inadecuadas para cultivos, zonas de pinares y monte verde. 

La zona moderadamente fría, horas frío acumuladas anual media comprendidas 100 horas a 1000 horas radica en la franja ancha de circunvalación de las medianías altas y aledaños inferiores de la franja boscosa, cotas entre 750 m a 1200 m. Monteverde y superficie adecuada para cultivos hortofrutícolas.

La zona ocasionalmente fría, horas frío acumuladas anual media comprendidas 10 horas a 100 horas radica en la franja de circunvalación de las medianías, cotas entre 250 m a 750 m. Superficie adecuada para cultivos tropicales y hortofrutícolas.

La zona privada de frío, horas frío acumuladas anual media inferiores a 10 horas radica en la franja costera, cotas inferiores a 250 m. Superficie adecuada para cultivos tropicales y hortícolas de riego en la vertientes occidental y septentrional, además superficie baldía en las vertientes oriental y meridional.

Ver figura 2

Las situaciones barométricas responsables de precipitaciones copiosas a intensas se hallan asociadas a inclemencias del tiempo, con sensaciones térmicas desapacibles relacionadas a bajas temperaturas. Estas apreciaciones no son siempre correctas porque muchos eventos lluviosos tienen lugar en primavera e incluso en verano, condiciones atmosféricas lejanas a registrar temperaturas bajas. La temperie** adversa está más bien ligada a situaciones de vientos moderados a intensos, muchas de las veces septentrionales.

** temperie, según RAE, estado de la atmósfera, según los diversos grados de calor o frío, sequedad o humedad

 En definitiva, en Canarias asociar días lluviosos con “bajas temperaturas” no es una afirmación desacertada, la época de presencia de irrupciones nubosas o desplazamientos de bajas presiones atlánticas causantes lluvias copiosas coinciden con los periodos térmicos más bajo del año.

Ver gráfico 1 y tabla 2 anexo. Perfiles térmicos altitudinales

Ver gráfico 2 y tabla 3 anexo. Contornos térmicos altitudinales     

Ver figura 3

Horas frío diarias medias cada mes en el transecto norte, Valle de la Orotava. Vertiente a barlovento. Tabla 4 anexo

Ver figura 4

Horas frío diarias medias cada mes en el transecto sur a suroeste, comarcas Abona e Isora y Cañadas Teide. Vertiente a sotavento. Tabla 5 anexo

 Contrastes entre perfiles termométricos en transectos antagónicos

Como es sabido, en la baja troposfera canaria, la temperatura del aire desciende al elevarse, mientras que la humedad del aire no siempre desciende al aumentar la altitud. Es muy importante considerar en las vertientes septentrionales de las islas de mayor, la presencia de la capa de estratocúmulos rebosante, “mar de nubes”; mientras que, en las vertientes meridionales y occidental, permanece parcialmente despejada de nubosidad.

La frecuencia mensual de formación del “mar de nubes” y el grosor medio mensual de la capa nubosa tiene un sentido sensiblemente inverso. La máxima frecuencia corresponde al periodo estival, y está relacionada con el periodo donde los vientos alisios son dominantes, mientras que el resto del año, la capa nubosa es mucho más profunda que en verano, a causa de las frecuentes invasiones de aire polar marítimo procedentes de latitudes mucho más altas que aquellas en que se originan los vientos septentrionales alisios.

Ver figura 5.- Comparación de perfiles altitudinales de horas frío medias acumuladas anual en transectos antagónicos. Vertientes a barlovento y sotavento de Tenerife.

Horas frío acumuladas estacionales y anuales en transectos norte y sur a suroeste. Las horas frío aumenta su cuantía a partir de los 500 m de altitud, siendo su gradiente vertical superior en la vertiente a barlovento que en las vertientes a sotavento.

En el Valle de la Orotava, las temperaturas del aire mínimas diarias medias en grupos estacionales descienden con la altitud hasta 1100 m (Aguamansa es referencia), aumentan ligeramente hasta 1750 m (Gaitero es referencia) y vuelven a descender a partir de esta cota. Además, las humedades del aire estacionales medias ascienden con la altitud hasta 1100 m (Aguamansa es referencia), disminuyen paulatinamente unos pocos centenares de metros superiores.

En las laderas de las vertientes sur a noroeste, las temperaturas del aire mínimas diarias en grupos estacionales descienden con la altitud hasta 1250 m (Vilaflor - Frontón es referencia), aumentan ligeramente hasta 1630 m (Arico - Picachos es referencia), notables en primavera y verano, y vuelven a descender a partir de la cota señalada. Además, las humedades del aire medias estacionales, descienden con la altitud, notable descenso en verano. El “mar de nubes” no se hace notar en las comarcas de Abona e Isora.

 

                        Alto  Inve Prima Otoñ  Año

------------------------------------------------------------

LA OROTAVA – LA SUERTE   550    86    5    3    93

REALEJOS - PALO BLANCO   595   316   43   21   379

LA OROTAVA - BENIJOS     906  1174  470  341  1989

LA OROTAVA - AGUAMANSA  1065  1468  772  814  3207

LA VICTORIA - GAITERO   1745  1544  835 1198  3712

LA OROTAVA - IZAÑA      2367  1904  950 1529  4481

---------------------------------------------------------- 

GRANADILLA - CHARCO PINO 506   107    7    2   116

GRANADILLA – PINALETE    850   665  201  130   995

ARICO - EL BUENO         930   705  221  122  1048

GUÍA ISORA – ARIPE      1032  1075  439  540  2085

VILAFLOR - EL FRONTÓN   1258  1125  508  617  2272

ARICO - LOS PICACHOS    1630  1012  510  704  2237

VILAFLOR - LOS TOPOS    1833  1079  480  796  2373

GUIA ISORA – CHAVAO     2071  1305  461  919  2698

LAS CAÑADAS - PARADOR   2150  1391  673 1185  3372

Contraste térmico del gradiente vertical de horas frío inferiores a 10 C acumuladas estacionales y anuales medias en vertientes antagónicas. El gradiente vertical de horas frío es similar en ambas vertientes hasta 950 metros de altitud, cambio brusco del gradiente entre 950 metros a 1100 metros, cambio estacionario entre 1100 metros a 2100 metros y nuevamente cambio notable a partir de esta cota hasta la cima del Teide.

En general, se registran horas frío a partir de 500 metros, sus cuantías son similares en las vertientes opuestas hasta los 950 m. Aumento súbito en las vertientes septentrionales hasta 1100 metros. También, las temperaturas del aire anuales medias y temperaturas mínimas anuales medias en cotas similares son inferiores en las laderas septentrionales que en las laderas meridionales a noroccidental.

Justificación, tabla 6 anexo temperaturas del aire medias y tabla 7 anexo humedad del aire medias.

Anexo de tablas y gráficas

Luis Manuel Santana Pérez, físico, experto en meteorología y colaborador del MUNA, Museo de Naturaleza y Arqueología

Diseño de mapas: Andrés Delgado Izquierdo, Asociación de Amigos del MUNA, Museo de la Naturaleza y Arqueología

LEYENDAS DE LAS IMÁGENES

FOTO DE PORTADA. Aspecto húmedo y frío que adquiere la zona meridional de Las Cañadas en circunstancias inhabituales o poco comunes en otoño o invierno. Paisaje que nos evoca a Los Alpes, lugar permanentemente muy húmedo y frío. No podemos afirmar rotundamente que nos encontramos en un ambiente hostil persistente en el centro insular. Nevada el 9 de enero de 2006 tras la irrupción de una borrasca Atlántica que ocasionó precipitaciones sólidas copiosas. Foto aérea de Canarias.

Figura 1.  Mapa esquemático de las isolíneas de horas frío medias acumuladas anual entre 2011 a 2018

Figura 2.- Irrupción del frente nuboso activo que visitó Tenerife el 25 de febrero de 2018. Vientos moderados a fuertes, dominantes del sector sureste a suroeste, vientos húmedos infrecuentes que ocasionaron precipitaciones generalizadas en costa, medianías y zonas de montaña. Precipitaciones intensas en Vilaflor 79 mm, Granadilla 60 mm o Santiago del Teide 62 mm. Fotografía publicada en Canarias Noticias en algún lugar de Santa Cruz de Tenerife donde se recogieron 24 mm.

Figura 3.- Contornos altitudinales de horas frío diaria media en el Valle de la Orotava. Vertiente septentrional a BARLOVENTO

Las isolíneas o contornos indican la distribución altitudinal de la cantidad de horas frío diaria media cada mes, en la cual la temperatura del aire permanece inferior o igual a 10 ºC, en el transecto de estaciones meteorológicas automáticas en el Valle de la Orotava y cordillera Dorsal. La franja costera y medianía baja, cotas inferiores a 500 m apenas registran horas frío. En la medianía alta, cotas comprendidas entre 500 m y 1100 m, las horas frío destacan y se registran entre enero a mayo, noviembre y diciembre; horas frío diaria media entre 10 h a 18 h, además tienen mayor relevancia en invierno que en otoño; horas frío apreciables entre junio a octubre, entre 5 hora. En bosques, cumbres y montaña, cotas comprendidas entre 1100 m a 2400 m, las horas frío son notables y se registran entre enero a junio, y septiembre a diciembre; horas frío diaria media entre 2 h a 22 h, además mayor tienen mayor relevancia en invierno que en otoño; sin embargo, si precisamos en periodos estacionales, horas frío entre 14 h a 22 h en invierno, 7 h a 20 h en otoño y 4 h a 17 h en primavera.

Figura 4.- Contornos altitudinales de horas frío diarias medias en laderas meridionales y occidentales. Vertiente a SOTAVENTO

Contornos de la distribución altitudinal de la cantidad de horas frío diaria media cada mes en el transecto laderas y zonas Parque Nacional meridionales. La franja costera y medianía baja, cotas inferiores a 500 m apenas registran horas frío. En la medianía alta, cotas comprendidas entre 500 m y 1100 m, las horas frío destacan y se registran entre enero a mayo y octubre a diciembre; horas frío diaria media entre 5 h a 14 h, además tienen mayor relevancia en invierno que en otoño; horas frío inapreciables entre junio a septiembre. En pinares, cumbres y montaña, cotas comprendidas entre 1100 m a 2000 m, las horas frío son notables y se registran entre enero a junio, y septiembre a diciembre; horas frío diaria media entre 2 h a 16 h, además mayor tienen mayor relevancia en invierno que en otoño; sin embargo, si precisamos en periodos estacionales, horas frío entre 8 h a 16 h en invierno, 2 h a 14 h en otoño y 1 h a 10 h en primavera. En la planicie meridional de las Cañadas del Teide, cotas comprendidas entre 2000 m a 2200 m, las horas frío son importantes y se registran en cualquier mes del año; horas frío diaria media entre 0.5 h a 17.5 h, además mayor tienen mayor relevancia en invierno que en otoño; sin embargo, si precisamos en periodos estacionales, horas frío entre 13 h a 17.5 h en invierno, 7 h a 17 h en otoño y 3 h a 12 h en primavera.

Figura 5.- En general, las horas frío se contabilizan en los lapsos más fríos de cada día, últimas horas de la tarde hasta instantes posteriores al amanecer. Al final del periodo vespertino comienza a desvanecerse el “mar de nubes”, por ello muchas noches la atmósfera permanece despejada de nubosidad. En consecuencia, la presencia cotidiana del “mar de nubes” no impide la acumulación de horas frío.

Volver