Este año la ausencia de Luna y la presencia de Júpiter con sus satélites facilitarán la observación de las Perseidas

Redimensionar fuente