"Tras el cristal",  revisitado

"Tras el cristal", revisitado

Museos de Tenerife rescata parte del material del libro “Tras el Cristal” para la creación de una nueva sección digital para su web.

A finales del año 2008 salía a la luz una publicación de Museos de Tenerife, por aquel entonces Organismo Autónomo de Museos y Centros, titulada “Tras el cristal. Una visión de los museos del Cabildo de Tenerife”.  Se trataba de una elegante publicación de tapa dura en plata mate con un grabado de una libélula que describía una sutil trayectoria que quedaba ligeramente plasmada en la portada.

La obra en cuestión, incluía una selección de cincuenta y tres objetos, especímenes o conceptos, realizada por los entonces directores de los museos que integran esta institución. Los criterios de selección fueron muchos y muy variados, desde una simple apreciación estética hasta aspectos como su significado simbólico, su condición de ejemplar único o, también, por formar parte del anecdotario del museo.

Además, esta publicación se complementó con las aportaciones de una veintena de personas del mundo de la cultura que, de una u otra manera, estuvieron vinculados a estos museos y que, desinteresadamente, ofrecieron esta impagable aportación sobre su visión de estos espacios llenos de patrimonio y recuerdos.

En cualquier caso, aunque esta selección no se considera una muestra representativa de nuestros museos, sí que se considera  material valioso dentro de las colecciones de Museos de Tenerife que nos gustaría mostrar, si no tras el cristal de una vitrina, sí tras el cristal de las pantallas de cualquier dispositivo que permita tener acceso nuestra página web. 

Por ese motivo y para que este cuidado trabajo no desaparezca en el olvido, hemos decidido crear una sección digital que, bajo el título “Tras el cristal”, recoja, semanalmente, una de estas piezas para que puedan ser miradas y admiradas por todos los internautas. De esta manera, nuestro rico y valioso patrimonio se difunde y estas colecciones cobran vida, no por lo que son sino por el ojo que las contempla, sacándolas de sus vitrinas y paseándolas, con la imaginación, por otros mundos más allá de las salas de los museos, creando historias y soñando con tiempos pasados.

Comenzamos esta sección con un cráneo momificado del Museo de la Naturaleza y el Hombre.

Volver