HISTORIA

LA GÉNESIS

MUSEOS DE TENERIFE

La génesis de los Museos de Tenerife la podemos hallar en una serie de colecciones de historia natural, así como de objetos y momias de los antiguos pobladores de Canarias que cayeron en manos de gente docta, sensible y con un desmesurado apetito por el saber. Es en el XIX cuando aparecen en Tenerife las primeras compilaciones visitables, como la de Juan de Megliorini y Spínola, con su famosa momia, reclamo irresistible para los viajeros y turistas que frecuentaban Santa Cruz, o las reputadas colecciones de antigüedades y objetos curiosos reunidos por sus propietarios en el Museo Casilda, en Tacoronte y en el Museo Villa Benítez, en Santa Cruz de Tenerife.

1877


En septiembre de 1877, por iniciativa de Juan Bethencourt Alfonso, se crea el Gabinete Científico como institución clave para el desarrollo de la antropología y arqueología de las Canarias occidentales, y, quince años más tarde, el Museo Antropológico y de Historia Natural de Santa Cruz de Tenerife, donde se expusieron parte de los fondos del Gabinete, posteriormente trasladados a la sede del Instituto de Santa Cruz, en la Plaza Ireneo González. El Instituto de Canarias de La Laguna, hoy Cabrera Pinto, también estuvo interesado por el establecimiento de un pequeño museo que sirviera de laboratorio de prácticas de su alumnado.

Las colecciones constituidas en la etapa decimonónica fueron conformando el sustrato material e intelectual sobre el que el Cabildo de Tenerife, a mediados de pasado siglo, creó dos de las instituciones museísticas con más arraigo entre los tinerfeños: el Museo Insular de Ciencias Naturales y el Museo Arqueológico.

1951


Así, en junio de 1951 el Cabildo Insular de Tenerife adoptó el acuerdo de crear el Museo Insular de Ciencias Naturales, que en principio se abasteció de colecciones de muy diverso origen, aunque su base más importante fue parte de los fondos adquiridos a la familia Benítez (1949) y, con posterioridad, del Gabinete Científico. No obstante, el museo no comenzó su andadura hasta principios de 1962, trasladándose en 1974 a sus actuales y definitivas dependencias en el antiguo Hospital Civil, un edificio de corte clásico-romántico y ecléctico que data de finales del s. XIX.

1958


El Museo Arqueológico de Tenerife se inauguró en 1958 con fondos procedentes del Museo Municipal (Sección de Arqueología y Antropología), de la Comisaría Provincial de Excavaciones Arqueológicas, del Gabinete Científico y de las adquisiciones de pequeñas colecciones (Museo Villa Benítez, Vallabriga y Casa Ossuna), además de aportaciones de particulares. Emplazado en unas dependencias del edificio del Cabildo Insular, se logró aglutinar en una única colección todos los materiales arqueológicos y restos humanos de la protohistoria de Tenerife, que se vieron incrementados con los materiales procedentes de numerosas excavaciones.

1982


El Cabildo de Tenerife crea el Centro de Estudios Antropológicos, en colaboración con la Unidad Departamental de Antropología Social y Cultural de la Universidad de La Laguna para articular líneas de investigación y campañas etnográficas encaminadas a la creación de un Museo Insular de Etnografía.

1987


Inauguración de la Casa de Carta como Museo Etnográfico en Valle de Guerra. Albergaría, tras un importante proceso de restauración del inmueble, las colecciones de artes y costumbres populares que había ido adquiriendo el Cabildo de Tenerife y las que se habían ido configurando en las sucesivas campañas etnográficas iniciadas por el Centro de Estudios Antropológicos

1990


A comienzos de 1990 el Cabildo de Tenerife crea, para impulsar su política museística, el Organismo Autónomo de Museos y Centros de Tenerife, entidad que cuenta con personalidad jurídica propia, plena capacidad jurídica y de obrar.

1993


En este nuevo contexto nace el Museo de la Naturaleza y el Hombre. Emplazado en el antiguo Hospital Civil de Santa Cruz de Tenerife, se trata de un proyecto insólito que reúne bajo el mismo nombre al Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, al Museo Arqueológico de Tenerife y al Instituto Canario de Bioantropología –creado en 1993 para investigar campos como la paleobiología y paleopatología humanas, la antropología forense y la genética–.

También en 1993, en mayo, se inaugura el Museo de la Ciencia y el Cosmos, que surge con la vocación de traducir, a un lenguaje popular, los fascinantes descubrimientos que está proporcionando el estudio del Universo. El proyecto es fruto de la iniciativa conjunta con el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y para su emplazamiento se construye un nuevo inmueble, anejo a las instalaciones del IAC en La Laguna.

A finales de dicho año, la ciudad de los Adelantados se convirtió en la sede del Museo de Historia de Tenerife, inaugurado con la finalidad de desarrollar una labor de difusión del devenir histórico insular. Se ubicó en La Casa Lercaro, un interesante edificio del s. XVI adquirido por la Corporación Insular.

1995


Cambio de denominación del Museo Etnográfico por Museo de Antropología de Tenerife, más en consonancia con las líneas de investigación que se desarrollaban centradas en el análisis de las dimensiones socioculturales de problemas contemporáneos.

2007


La última incorporación fue la del Centro de Documentación Canarias y América, configurado con funciones de biblioteca, servicio de documentación y mediateca digital, referido al ámbito canario y canario-americano. Éste inició su andadura en abril de 2007, en una casa señorial de la lagunera Calle Anchieta, contigua a la Casa Lercaro.

2008


Fusión del Museo de Historia y del Museo de Antropología, bajo las siglas MHA, respondiendo así a las actuales tendencias de colaboración entre las dos disciplinas tanto en el plano del conocimiento como en el más particular terreno de la museística. Desde esta perspectiva, el Museo de Historia y Antropología pretende ofrecer a través de sus fondos, colecciones, exposiciones y actividades, una visión más amplia y rica de la historia y la cultura de la isla de Tenerife.

Redimensionar fuente
Contraste