Museos de Tenerife
Publicado el 17/05/2020

DIM 2020: «Museos de Tenerife: enClave de inclusión: El valor de la diversidad»

Para construir puentes entre el museo y las comunidades de su entorno es fundamental establecer colaboraciones externas con otras instituciones o asociaciones especializadas en la atención a la diversidad. Empeñados en no dejar a nadie fuera hemos acudido a entidades como la ONCE (Organización Nacional de Ciegos de España), SINPROMI (Sociedad Insular para la Promoción de Personas con Discapacidad)  o el IMSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales), quienes desde el proyecto Museos accesibles en Tenerife han ayudado a Museos de Tenerife desde hace más de una década a mirar desde otras perspectivas y configurar espacios, acciones y programas más accesibles, física y cognitivamente, y a  formar a trabajadores y voluntarios para mejorar nuestra atención a personas con movilidad y comunicación reducidas. Todas estas actuaciones culminaron en 2012 convirtiendo al MUNA en el primer museo público español en obtener la Accesibilidad Universal. Puede mencionarse también la labor en torno al servicio de audioguías y de aplicaciones móviles en varios de nuestros museos para facilitar la infoaccesibilidad de las personas con discapacidad auditiva o visual. Además, hemos hecho en estos años importantes esfuerzos para adaptar nuestras actividades didácticas a las diferentes discapacidades físicas: motriz, visual, auditiva y cognitiva.

La relación de Museos de Tenerife con la ONCE es especialmente larga y fructífera. Dentro de un proyecto de colaboración con esta organización han sido muchas las actividades realizadas encaminadas a difundir nuestro patrimonio entre sus afiliados. Junto a numerosas charlas y conferencias, desarrolladas tanto en nuestros espacios como en su propia sede, ha destacado la realización de talleres accesibles que han permitido a los discapacitados visuales tener un conocimiento directo de nuestras colecciones patrimoniales a través del tacto de fieles reproducciones o de especímenes naturales: restos humanos, objetos arqueológicos, aves, fósiles,… y hasta objetos del espacio exterior en experiencias tan innovadoras como en el curso Siente un meteorito.

En otras ocasiones, los inmuebles de Museos de Tenerife han sido espacio de acogida de iniciativas externas que comparten la preocupación por la inclusión, la diversidad o la no discriminación. Durante décadas, la Casa Lercaro del Museo de Historia y Antropología expuso las obras del taller Giro-Arte de la Sociedad Insular para la promoción de las personas con discapacidad (SIMPROMI). En sus salas de exposición se sucedieron retrospectivas en torno a técnicas o temáticas diversas: el grabado, el acrílico, la acuarela, los paisajes canarios, los mundos imaginarios, el reciclaje…, en colaboración con algunos artistas que mediaron con las personas que formaban parte del taller artístico.

Con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, Museos de Tenerife, en colaboración con instituciones públicas de ámbito local, asociaciones y centros docentes de educación especial, pone en marcha todos los años diversas actividades en el Museo de Historia y Antropología, en el Museo de la Ciencia y el Cosmos y en el Museo de Naturaleza y Arqueología que comprenden talleres y visitas interpretativas del patrimonio cultural desde diferentes perspectivas.

Uno de nuestros centros, el Museo de Naturaleza y Arqueología, fue elegido como sede del IX Congreso estatal de CERMIS autonómicos (Comité español de representantes de personas con discapacidad) con el lema Gestión del cambio en discapacidad. En esta ocasión realizamos con los participantes una visita guiada a la exposición permanente del Museo Arqueológico acompañados de un intérprete de lengua de signos.

La colaboración entre Museos de Tenerife y la Asociación Tinerfeña Trisómicos 21, Down Tenerife, fructificó en un convenio que permitió articular una serie de actividades encaminadas a facilitar la inserción social y laboral de las personas con Síndrome de Down. Las veinticinco personas que, durante los dos años de colaboración, participaron en este proyecto, realizaron tareas de recepción y atención al visitante, de apoyo y vigilancia en las salas, así como visitas guiadas, venta de productos en la tienda o promoción y divulgación del Museo de Historia y Antropología, y las actividades y eventos que este ofertaba en su sede de la Casa Lercaro.

Un ejemplo de que los museos pueden convertirse en espacios útiles para la consecución de los objetivos de algunas asociaciones, lo constituye el convenio entre Museos de Tenerife y la Asociación de Familias de Personas con discapacidad intelectual Nuevos Caminantes. Con 25 años de vigencia, este convenio permite que las personas adultas con discapacidad intelectual que acuden al centro de día que esta asociación tiene en Valle de Guerra, accedan con regularidad a la Casa de Carta del Museo de Historia y Antropología de Tenerife para desarrollar su actividad en la huerta en la que cultivan verduras ecológicas. El museo se convierte en un espacio seguro en el que disfrutar del aire libre, mejorar sus habilidades sociales, interactuar con otras personas y establecer una saludable rutina en su día a día.

Otro de los colectivos que requieren una atención educativa específica son los jóvenes con altas capacidades intelectuales. La estigmatización y la falta de motivación en el aprendizaje dentro de un sistema educativo que no puede atender adecuadamente a la diversidad de los diferentes perfiles intelectuales son dos de los principales problemas que pueden llevar, paradójicamente, al fracaso escolar de estos chicos y chicas que presentan, entre otros parámetros, un coeficiente intelectual y una creatividad superiores a la media.

Recientemente el Museo de la Ciencia y el Cosmos, en colaboración con la Fundación CajaCanarias y la Obra Social “La Caixa”, y dentro de un programa de acciones educativas específicas para este colectivo, organizó una serie de talleres para incentivar el interés por la ciencia y la promoción de vocaciones científicas en campos como la robótica o la astrofísica de un nutrido grupo de alumnos y alumnas de secundaria.

Al mismo tiempo, hemos colaborado con el Programa Integral para alumnos de Altas Capacidades (PIPAC) coordinado por el Departamento de Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología de la Universidad de La Laguna, recibiendo a un grupo de alumnos que visitaron el Museo Arqueológico y el Museo de Historia y Antropología con el fin de contribuir al desarrollo integral de estos jóvenes de altas capacidades y ofrecerles distintas alternativas culturales y científicas.

Volver