El MUNA estudia los restos de dos recién nacidos guanches, encontrados en Guía de Isora, gracias a una ejemplar actuación ciudadana
Publicado el 05/12/2018

El MUNA estudia los restos de dos recién nacidos guanches, encontrados en Guía de Isora, gracias a una ejemplar actuación ciudadana

El anterior hallazgo de restos momificados aborígenes se remonta a 1969

En febrero de este año fue descubierto, de forma casual, un depósito funerario aborigen en el interior de un tubo volcánico de Guía de Isora. El yacimiento se encuentra en el corazón del malpaís de Isora, a 1 390 metros sobre el nivel del mar. Este es un extenso campo de lava resultado de distintos episodios eruptivos ocurridos en los últimos 25 000 años. Los restos humanos corresponden a dos individuos perinatales, de edad correspondiente al tiempo del nacimiento de los mismos, que fueron depositados sobre una grieta natural y ocultos, posteriormente, tras unas piedras.

Uno de ellos conserva una parte importante de sus tejidos blandos y se encuentra envuelto en un fardo cosido de piel de animal, mientras que del otro, que está completamente esqueletizado, solo quedan pequeños fragmentos de piel, lo que podría indicar un grado de conservación diferencial dentro del mismo lugar de enterramiento. Asociado al primero de los niños, se localizaron, junto al cráneo, algunos pocos restos faunísticos.

El hallazgo fue comunicado a la Unidad de Patrimonio del Cabildo de Tenerife, quien, tras una primera inspección y con el fin de evitar su expolio, ordenó su recogida inmediata. Actualmente, el depósito se encuentra en el MUNA, en las dependencias del Museo Arqueológico de Tenerife, y está siendo objeto de análisis e investigación por parte de diversas instituciones.

Los trabajos a realizar sobre estos dos individuos son: la cronología de los mismos, la relación que pueda existir entre ellos a través de estudios de ADNa, la acción que pudo tener el medioambiente sobre los mismos y el contexto funerario exacto del lugar. Igualmente, es necesario llevar a cabo nuevas indagaciones en el sitio arqueológico para tener más información sobre las particularidades del hallazgo.

Por su importancia para la Arqueología y la Bioantropología, el hallazgo y los trabajos preliminares sobre el yacimiento arqueológico de Arenas Negras fueron presentados en la sección «New Findings» (nuevos hallazgos) en el Congreso Mundial Extraordinario de Estudios sobre Momias, el foro más importante en el mundo sobre el trabajo científico sobre momias, celebrado en el Auditorio de Santa Cruz de Tenerife en mayo de este año. Este foro científico internacional fue organizado por el Instituto Canario de Bioantropología y el Museo Arqueológico de Tenerife ─centros integrados en el MUNA, Museo de Naturaleza y Arqueología─ dentro del proyecto «Athanatos». Este congreso se celebró, de forma paralela a la exposición temporal «Athanatos. Muerte e inmortalidad en poblaciones del pasado», en el Museo de Naturaleza y Arqueología (MUNA), entre los días 21 y 25 de mayo de 2018.

Volver